Tizas caseras

Tizas de colores hechas en casa

IMG_20200507_182203

Y seguimos con las manualidades y experimentos…

Hoy ha tocado hacer Tizas, y es que ya que tenemos un fantástico terrado y grandes paredes… Que mejor que sacarle provecho verdad?

    El problema es que con estos días de confinamiento y que aún no tenemos todas las tiendas a nuestra disposición, pues nos hemos quedado sin nuestras Tizas de colores. ¡Así que!! Mamá se le ha ocurrido, que porque no hacer nuestras propias Tizas?

Nos hemos atrevido al final con ello y como nos han salido genial… Lo queremos compartir con vosotros por si alguno/a os animáis también…

Y recordar si nos sigues en las redes sociales @lacunadeeli y nos etiquetas os podemos ver y dar mucho amor.

Esta actividad les ayuda a su autoestima, a favorecer su autonomía, creatividad, concentración y les ayuda a conocer nuevos materiales y sus manipulaciones, en este caso a darse cuenta que con materiales simples que tenemos en casa y con ganas y trabajo es posible crear nuevas formas de juegos.

Ojo! La tiza se puede romper o deshacer si la chafas, sea esta o la de compra, por lo que te recomiendo que no dejes al pequeño jugar con ella sin supervisión al menos hasta los 3 años. Yo por este mismo motivo y cansada  de que las Tizas tradicionales se nos partan al segundo de estrenarlas, las hemos hecho de tamaños más grandes. ¡Y ni tan mal! 

Esta forma de hacer tizas, es biodegradables y no toxicas, por lo que son aptas para los más pequeños. Pero no es la única forma de hacer tizas caseras, existen más formas, más complejas y menos. 

Si te animas hacer las tizas caseras vas a necesitar:

  • Harina o maicena
  • Agua
  • Colorante alimenticio
  • Un molde (que puede ser de plástico o de cartón) para darle la forma a la tiza 
  • Un envase para hacer la mezcla o en nuestro caso una bolsa hermética.

En la bolsa hemos añadido la misma cantidad de agua que de harina y lo hemos agitado sin parar hasta que hemos conseguido una masa homogénea.

 

A continuación en la misma bolsa hemos añadido unas gotas del color deseado y volvemos a agitar hasta que todo está mezclado completamente.

Realizaremos tantas bolsas como colores de tizas queramos hacer.

Una vez todo mezclado homogéneamente, nosotros hemos cortado la punta de la bolsa, creando así una manga pastelera y hemos abocado la mezcla dentro de nuestro molde, que en este caso han sido rollos de papel del W.C. y rollos de cartón de papel de cocina. Una bonita forma de reutilizar y reciclar.

 Y una vez todos los moldes llenos, lo dejamos secar aproximadamente un día o dos.

Aah! tenemos otras secándose ya, hechas con otra técnica y materiales, en cuanto las tengamos listas os las enseñamos.

¡A dibujar con tus propias tizas caseras sin parar!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

dos × cuatro =